Se encuentra usted aquí

Carne

Más de 28 millones de cerdos, 2,5 millones de vacas (explotadas tanto por su leche como por su carne) y 700 millones de aves, además de incontables peces y otros animales no humanos mueren cada año solo en España para acabar siendo "comidos" por nosotros. La producción de carne implica siempre la muerte y el sufrimiento de un animal, a pesar de que, en general, todos los animales independientemente de nuestra especie tenemos un sistema nervioso que nos hace experimentar sensaciones.

Los animales disfrutamos y queremos seguir disfrutando, por ello cada uno de nosotros tiene interés en vivir, y en hacerlo según nuestras necesidades y deseos. A pesar de ello, desde pequeños se nos enseña a ignorar este interés en los demás animales (no olvidemos que nosotros también somos animales), y cada año millones de ellas/os son llevados al matadero por el simple hecho de no pertenecer a nuestra especie.

   
un cambio en nuestra forma de ver a los demás animales

Los animales no son trozos de comida, son seres capaces de sentir y que quieren disfrutar de sus vidas. Desde pequeños se nos acostumbra a ver a algunos animales como seres inferiores cuyo fin es acabar en nuestro plato algún día o darnos leche o huevos. Debemos darnos cuenta que detrás de cada trozo de carne hay una historia de terror, la historia del nacimiento de alguien, del sufrimiento que experimentó, de sus deseos frustrados y de su trágica muerte.

Es hora de cambiar nuestra forma de ver a los animales, de dejar de pensar en ellos como recursos a nuestra disposición, como "trozos de carne" y empezar a respetarles por lo que son: individuos con intereses propios que merecen respeto.

¿Quieres saber más sobre el uso de animales como trozos de "carne"? Visita: GranjasDeEsclavos.com

Más información sobre los mataderos pinchando aquí.

 

En desarrollo. Disculpe las molestias.