Se encuentra usted aquí

Peces

«Los peces son individuos todos diferentes unos de otros, algunos son tímidos otros más agresivos, otros curiosos. No como a nadie que pueda conocer personalmente.»
Doctora Sylvia Earl, bióloga marina. 

La pesca mata a millones de individuos cada año. Es prácticamente imposible dar datos específicos sobre las muertes que ocasiona dicha práctica, ya que a los peces se les cuenta por toneladas y no por individuos. Cada pez es un individuo con una personalidad diferente y que quiere disfrutar su vida en libertad y sin sufrimiento.

¿Seres sintientes?

A pesar de las diferencias iniciales que podemos observar entre los peces y los demás animales, y que lleva a muchos piensen que los primeros no son capaces de sentir, lo cierto es que existe una gran cantidad de información científica que acredita que los peces son anatómica, biológica y fisiológicamente tan capaces de experimentar sufrimiento y disfrute como lo pájaros, los reptiles o los mamíferos. Los peces tienen sistemas nerviosos que hacen que experimenten dolor y disfrute y respondan ante una fuente de dolor. Además, al igual que otros animales, tienen neurotransmisores tales como las endorfinas -una respuesta de nuestro cuerpo ante el sufrimiento, y cuya única razón de ser es el alivio del mismo -, que demuestran claramente que los peces son individuos con intereses. A pesar de ello, millones de ellos mueren injustamente víctimas de la pesca industrial, comercial o la deportiva

La pesca comercial

La pesca comercial mata a millones de animales cada año, de hecho probablemente sea la forma de explotación animal que más individuos asesina. La pesca comercial hoy en día se realiza desde grandes buques capaces de localizar bancos de peces a kilómetros de distancia, y debido a ella los animales sufren una muerte muy dolorosa por la asfixia que les produce salir de su entorno marino en grandes redes que los arrastran hacia la superficie. La pesca comercial no perjudica únicamente a los peces, sus redes también atrapan a miles de otros animales marinos tales como otros peces, ballenas, tiburones, tortugas marinas etc. que son devueltos al mar muertos o tan terriblemente dañados que su futura supervivencia se hace prácticamente imposible.

Piscifactorías

Podemos encontrar piscifactorías en tierra (en grandes tanques de agua), o en el océano, pero independientemente de ello los peces que se encuentran en ellas sufren enormemente debido al encierro al que se ven sometidos al no poder moverse libremente. Muchas veces y debido a la devastación que produce en los océanos la pesca comercial, (se estima que el 90 por ciento de las grandes poblaciones de peces han sido exterminadas en los últimos 50 años), se plantea como "solución" la cría y la explotación de estos individuos en piscifactorías ignorando que quienes nacen y mueren en las mismas son individuos con intereses propios. No debemos olvidar que esta preocupación por la "devastación" de nuestros océanos, es realmente una preocupación por el agotamiento de los "recursos" de los mismos - se quiere disponer de peces a los que comer para siempre -, quienes abogan por la cría de los peces en piscifactorías consideran a los peces comida. Matar a otros para comer es injusto independientemente de donde se haga.

La pesca deportiva

Muchas veces se tiene una visión "idílica" de esta clase de pesca, ya que se relaciona con determinadas formas de vida rurales y tranquilas. Pero lo cierto es que la pesca deportiva - al igual que las demás - tiene poco de idílica para los peces que son víctimas de ella. Los peces atrapados de esta forma mueren asfixiados al salir del agua tras haber sufrido una grave mutilación debido al anzuelo en una de las partes más sensibles de su cuerpo. Devolverlos al agua tras haberles "pescado" también es condenarles, ya que al igual que ocurría con la pesca comercial mueren debido a las consecuencias de las heridas producidas. Es posible disfrutar plenamente de la naturaleza sin perjudicar a nadie, dando un paseo, sacando fotografías, etc. Respetar a todos los seres capaces de sentir, incluye respetar a los peces. Las llamadas dietas vegetarianas donde se incluyen peces condenan a miles de individuos a una muerte segura. Es posible disfrutar de nuestra vida sin dañar a otros y permitiéndoles que disfruten de la suya.

 

Más información sobre la explotación de los peces: http://www.granjasdeesclavos.com/peces/como-son