Se encuentra usted aquí

Sopa de Miso y algas wakame

Tiempo de preparación: 20 minutos
Raciones: 5

Ingredientes:
4 ó 5 tiritas de algas wakame
3 zanahorias peladas cortadas en discos
1 y medio litro de agua
3 cucharadas de quinoa lavada
5 cucharaditas de Miso (blanco o rojo)
1 pastilla de caldo de verduras

Preparación:
Poner a hervir el agua junto con los discos de zanahoria, la pastilla de caldo, las algas y la quinoa. Cuando esten las zanahorias tiernas, quitar las algas y cortarlas en trozos más pequeños, volver a incorporar y apagar el fuego luego de 2 minutos más.
Aparte diluir en medio vaso de agua fria el miso y una vez que retires del fuego la sopa, agregarlo.

Nota: Es muy importante que el miso diluido en agua fria se incorpore a la sopa una vez retirada del fuego. Si este hierve pierde sus propiedades de fermentación.
La sopa de miso es una excelente fuente de minerales, vitaminas y proteínas (en el caso de agregarle tofu). Se toma generalmente por la mañana en el desayuno ya que es alcalinizante y purificante o antes de cada comida. Se recomienda tomarla de a sorbos pequeños todos los días.
El miso tiene excelentes propiedades para la salud, solo por nombrar algunas:
Es energizánte, rico en minerales, contiene ácido linoléico y lecitina para disolver el colesterol de la sangre, evita la arterioesclesoris y la hipertensión, nutre la piel y promueve la regeneración de las células, dismunuye los efectos de exposición a radiaciones y los efectos del alcohol. Contiene enzimas vivas. Ayuda a eliminar los efectos de la radioactividad en el cuerpo.

Opcional: Se puede agragar daditos de tofu duro cuando la sopa esta hirviendo.