Se encuentra usted aquí

Esto es lo que ocurre cuando un distrito escolar reduce su consumo de carne.

Internacional

No hay mucho más que decir: nuestro sistema de producción de alimentos basado en la ganadería industrial es un desastre ecológico que provoca un terrible sufrimiento a miles de millones de animales cada año.

La ganadería industrial es responsable del 15% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero, el mayor derroche de agua, tierras y la deforestación de selvas.

Es por esto que para lograr un mundo sostenible es necesario que reduzcamos nuestro consumo de carne sustituyendola por opciones más saludables.

Esto significará la diferencia para todos los que queramos vivir en el planeta en las próximas décadas.

Consciente de esto, el Distrito Escolar Unificado de Oakland decidió llevar adelante un experimento de dos años para ver cómo la reducción del consumo de carne y lácteos en las cafeterías escolares afectaría su impacto en el medioambiente.

 

Suscríbete ahora a nuestro e-boletín y recibirás de forma gratuita las mejores noticias de actualidad sobre los animales y las mejores opciones de alimentación.

 

Redujeron en un 30% la cantidad de productos animales y sirvieron más legumbres y vegetales. Los resultados, publicados en el informe “Una receta para combatir el cambio climático”, revelaron que los ahorros ambientales fueron de 42 millones de galones de agua (el equivalente a 63 piscinas olímpicas) y una reducción de 14% en la emisión de gases de efecto invernadero.

De igual manera, la cantidad de productos locales que adquirieron aumentó en un 10% y el ahorro financiero fue de 42.000 dólares.

Por otra parte, los cambios en el menú tuvieron una excelente acogida por parte de los estudiantes, quienes manifestaron sentirse satisfechos con las comidas saludables que les estaban ofreciendo.

El Distrito Escolar Unificado de Oakland no es la única organización que ha implementado programas de reducción de consumo de carne. Cuatro hospitales de Bay Area y el Hospital del Valle de Nueva Jersey lo han hecho con, igualmente, significativos ahorros financieros y medioambientales.

Lo que resulta más interesante es que no implica ningún costo extra. Simplemente eligiendo comer más alimentos vegetales salvamos animales, reducimos nuestro impacto ambiental rápidamente y todo esto sin ningún costo adicional pero, además, ahorrando también una cantidad importante de dinero. ¿No es genial?

Es ya hora de que tanto las instituciones como los responsables políticos y cada uno de nosotros a nivel individual hagamos frente a nuestra responsabilidad con el planeta.

La tierra, nuestro único hogar, lo necesita y nosotros a ella.

 

Fuente:  http://www.treehugger.com/green-food/when-schools-reduce-meat-and-dairy-consumption-everyone-benefits.html