Se encuentra usted aquí

Médicos estadounidenses proponen retirar la leche de los menús escolares

Estados Unidos
El Comité de Médicos por una Medicina Responsable solicita al Departamento de Agricultura «poner los intereses de los niños por encima de los intereses de la industria láctea». La petición se presentó el pasado 19 de julio y aún está pendiente de respuesta.

El Comité de Médicos por una Medicina Responsable (PCMR) ha presentado una petición ante el Departamento de Agricultura de EE.UU. para eliminar la leche de origen animal de los menús escolares, exigiendo que sea sustituida por leche de soja enriquecida con calcio o zumos de frutas.

Según la PCMR, existen suficientes investigaciones médicas que demuestran que la leche no mejora la salud ósea y sin embargo es la mayor fuente de grasas saturadas de la dieta, grasas que todas las guías alimentarias nos empujan a evitar.

«La leche no hace que los niños crezcan más altos y fuertes, pero sí puede hacer que pesen más», dice la directora de educación nutricional del PCRM, Susan Levin. «Estamos pidiendo al Congreso y al Departamento de Agricultura (USDA) que pongan los intereses de los niños por encima de los intereses de la industria láctea. Al centrarnos en la leche como fuente más importante de calcio en las dietas infantiles distraemos a las escuelas y a los padres de los alimentos que realmente pueden construir los huesos, como los frijoles y las verduras de hoja verde.»

La petición, presentada el 19 de julio, pide al Departamento de Agricultura de EE.UU. emitir un informe recomendando al Congreso una enmienda a la Ley Nacional de Almuerzos Escolares. La enmienda excluiría la leche de vaca como componente necesario de los almuerzos escolares, ya que sostiene que no sólo no mejora la salud ósea ni reduce el riesgo de osteoporosis, sino que además puede crear otros riesgos de salud en la etapa adulta.

«La promoción de la ingesta de leche en los niños es, en efecto, la promoción de un placebo ineficaz», dice la petición. Añade que otros productos, incluyendo leche de soja enriquecida y la leche de arroz, contienen también calcio, con la ventaja de que al ser bajos en sodio y libres de proteínas de origen animal éste calcio es realmente aprovechado por el organismo.

 


Uno de cada ocho estadounidenses es intolerante a la lactosa. Más de 1 millón de niños en Estados Unidos son alérgicos a la leche, siendo ésta la segunda alergia alimentaria más común. El gobierno federal gasta más dinero en productos lácteos que en cualquier otro alimento del programa de almuerzos escolares.

Fundada en 1985, el Comité de Médicos por una Medicina Responsable es una organización sin ánimo de lucro que promueve la medicina preventiva, lleva a cabo investigación clínica y alienta a los más altos estándares de ética y eficacia en la investigación.

Iniciativas como ésta suponen un gran avance a la hora de cuestionar los mitos alimenticios, tan arraigados, que existen en nuestra sociedad. La creencia de que sólo la leche de origen animal puede satisfacer nuestras demandas de calcio es totalmente errónea, quedando ampliamente rebatida desde diferentes asociaciones de profesionales de la medicina y la nutrición, como en este caso.

Desde Igualdad Animal te animamos a descubrir las posibilidades de una alimentación vegana, con la cual podrás cubrir perfectamente todas tus necesidades nutricionales, estar perfectamente sano/a y permitir, a la vez, que otros animales puedan vivir en paz sin ser explotados.

Pirámide de Alimentación Vegana de Igualdad Animal

(Descárgate el documento completo de la Pirámide de Alimentación Vegana)