Se encuentra usted aquí

La famosa marca Hellmann’s lanza una mayonesa sin huevo

Internacional

El gigante de la mayonesa Hellmann’s, cuyos productos se comercializan en todo el mundo, anuncia que lanza una mayonesa sin huevo hecha completamente con productos vegetales.

La mayonesa sin huevo llegará a los supermercados estadounidenses a mediados de este mes. Su lanzamiento afianza aún más el imparable crecimiento de los productos hechos a base de vegetales. La carne, los huevos y la leche están dando paso a una nueva gama de productos alternativos que cada vez son más demandados por los consumidores de todo el mundo.

Cada vez surgen más empresas innovadoras que apuestan por un cambio de modelo alimenticio siguiendo criterios de sostenibilidad, salud y bienestar animal. Empresas como Hampton Creek, cuya mayonesa sin huevo Just Mayo es la pionera y predecesora de la nueva mayonesa sin huevo de Hellmann’s.

Se da la curiosa circunstancia de que la empresa matriz de Hellmann’s, la multinacional Unilever, demandó en 2014 a Hampton Creek. La acusación de Unilever se basaba en decir que Hampton Creek engañaba a los consumidores al llamar «mayonesa» a un producto que no contenía huevos. Tras un agria polémica y mucha publicidad negativa hacia la multinacional, Unilever acabó retirando la demanda.

Ahora parece que el gigante de la alimentación ha pensado que si no puedes con tu enemigo lo mejor es unirte a él.

Cuando se le preguntó a la directora de marketing de Hellmann’s si su nueva mayonesa sin huevo era la respuesta a la de Hampton Creek, respondió que, «Hellmann’s se está limitando a satisfacer los gustos de sus consumidores».

Lo cierto es que los gigantes de la alimentación como Unilever están dando pasos hacia productos alternativos a la carne, leche y huevos al ver el éxito de innovadoras empresas como Hampton Creek.

Los tiempos cambian, y los consumidores demandan productos cuyos estándares en materia de bienestar animal sigan una sencilla máxima: «si sabe delicioso y ningún animal ha sufrido al producirlo, lo quiero en mi nevera».