Se encuentra usted aquí

Me llamo Aaron y me van a enviar al matadero

Internacional

Me llamo Aaron y quiero contar mi historia. Sé que muchos de vosotros querríais salvarme, pero ya es tarde para mí. Me van a enviar al matadero.

Mi consuelo es que aunque esté a punto de morir, tal vez mi historia pueda ayudar a los que vengan después. Por favor, no permitáis que otros animales como yo sufran en manos de la industria cárnica.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nací en una jaula de alambre en esta granja industrial, como el resto de los que estamos aquí. Nunca he sido libre ni he sentido hierba bajo mis pies; nunca he disfrutado del calor de los rayos de sol. Toda mi vida se reduce al alambre y el metal de esta fría granja en la que estoy atrapado.

Cómo me hubiese gustado crecer junto a mi madre y mis hermanos en la naturaleza…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Muchos en esta granja están enfermos o tienen heridas a causa del constante roce con el metal de las jaulas. Nadie hace nada por ellos y cada vez están más débiles; me pregunto qué hemos hecho para merecer este destino.

Los granjeros nos maltratan a diario. Nos tratan con el mayor desprecio. A veces pasan con sopletes quemando el pelo que queda en las rejas de la jaula. Nos aterroriza sentir las llamas tan cerca.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una vez los granjeros olvidaron cerrar la jaula. Me asomé al exterior y pensé en huir, pero no me atreví. He oído historias que dicen que los que lo intentaron no llegaron muy lejos:  murieron de hambre en el suelo. Es terrible vivir con miedo de intentar ser libre.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Supongo que nunca estuve destinado a ser feliz. Nunca en mi vida me han mostrado el mínimo gesto de cariño. Soy un conejo de la industria cárnica y mi destino es el matadero. Pero me gustaría que otros animales de esta cruel industria tuvieran más suerte que yo. Por favor, no los abandonéis.

Los granjeros han empezado a cargar el camión que nos llevará al matadero. Pronto será mi turno. Espero que no olvides mi historia. Me llamo Aaron, y estas son mis últimas palabras.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Visita las websites Gastronomía Vegana, Danza de Fogones y Delantal de Alces para obtener información y recetas con deliciosas alternativas a la carne.