Se encuentra usted aquí

Pesca industrial y maltrato animal

Internacional

Puede que no lo sepas, pero la pesca industrial mata a más peces cada año que toda la ganadería industrial junta. Utilizando métodos extremadamente crueles y aprovechando que ninguna legislación protege a los peces contra el maltrato animal, las flotas pesqueras se echan a la mar día tras día arrasando las poblaciones de peces.

Durante la captura en las gigantescas redes de pesca y el procesado en barcos y puertos marítimos, los peces son sometidos a un severo y prolongado sufrimiento.

La mayoría de peces capturados mueren bien aplastados entre sí en las redes de pesca, asfixiados al ser sacados de su medio natural, congelados en los frigoríficos industriales de los barcos o diseccionados vivos en la cubierta o en los puertos.


Suscríbete ahora a nuestro e-boletín y recibirás de forma gratuita las mejores noticias de actualidad sobre los animales y las mejores opciones de alimentación.


 

Todos estos procesos tienen una duración de largos minutos o incluso horas, aumentando el sufrimiento de los peces.

 

Peces_en_red_de_pesca_industrial

 

 

Según estudios llevados a cabo por la organización inglesa Fish Count, especializada en el bienestar de los animales marinos, de 970.000 millones a 2,7 billones de peces (2.700.000.000.000) fueron capturado al año en el periodo 1999-2007. De todos ellos, casi la mitad son destinados a alimento para los peces criados en piscifactorías.

 

Noticia relacionada: Pesca industrial abusiva podría extinguir los peces del mundo para el 2050

 

 

Estos números astronómicos significan que el bienestar y el maltrato de los peces son un asunto de importancia dentro de la protección de los animales.

Los métodos de pesca comercial comunmente utilizados por las flotas pesqueras generan estrés, pánico, sufrimiento y muerte a los peces como consecuencia de:

  • Ser perseguidos hasta la extenuación por las redes de pesca
  • Aplastados por otros peces en el fondo de las grandes redes de arrastre
  • Sufrir descompresión al ser rápidamente elevados desde el mar haciendo que sus órganos internos estallen
  • Atrapados en las redes de enmalle o agalleras
  • Confinados sin escape en redes de cerco
  • Ensartados con ganchos para ser izados a los barcos
  • Atrapados en ganchos, por horas o incluso días
  • Ser utilizados como cebo vivo a los atunes
  • Ser empalados vivos en ganchos como cebo

Los métodos de pesca comercial más utilizados son los siguientes:

Red de cerco

En la pesca con red de cerco los bancos de peces son progresivamente rodeados por una red que hace de muro. Una vez que el se rodea por completo al banco de peces la red se cierra al igual que una bolsa con cierre de cordel. Los peces sufren estrés y heridas por la abrasión al rozarse con la red y unos con otros.

 

Noticia relacionada: Piscifactorías y maltrato animal

 

Redes de enmalle, de enredo y de trasmallo

Una red de enmalle es un muro de red que se coloca a cierta profundidad y es invisible para los peces. Los peces de determinado tamaño que intentan pasar a través de la red quedan atrapados por la cabeza. Al tratar de librarse de la red, sus branquias se enredan en ella. Cuanto más lucha el pez por librarse de la red, más atrapado queda. Los peces sufren lesiones y asfixia al cortarse y no poder respirar con normalidad.

 

Noticia relacionada: Los peces también son víctimas del maltrato animal

 

Pesca al curricán o cacea

La pesca al curricán o cacea la llevan a cabo barcos especialmente equipados con largas cañas y múltiples sedales. Lanzan al mar los anzuelos para capturar a grandes peces individualmente. Se trata de una pesca de arrastre, ya que los barcos se desplazan lentamente para que los anzuelos con el aparejo simulen peces nadando.

Pesca con caña y sedal

En la pesca con caña y sedal comercial un grupo de pescadores echan al mar cebo vivo (normalmente anchoas o sardinas) en mitad de bancos de grandes peces como atunes. Después, desde el barco, los capturan con las cañas, elevándolos por el aire y arrojándolos aún vivos a la cubierta. En este tipo de pesca, sufren tanto los peces usados de cebo como los capturados.

Pesca con sedal de larga distancia

La pesca con sedal de larga distancia utiliza cientos, o incluso miles de anzuelos a la vez, en los que se ensarta a peces vivos o trozos de peces en un sedal que alcanza de 50 a 100 kms de distancia. Los peces enganchados en el anzuelo pueden permanecer horas o días agonizando, hasta que el sedal es subido al barco. A su vez, los peces atrapados suelen ser atacados por predadores. En este método mueren todo tipo de animales marinos, no solo las especies que se pretende capturar.

Fuente: fishcount.org.uk