Se encuentra usted aquí

Aria: una sobreviviente de la cruel industria del huevo

Internacional

Aria nació dentro de la industria del huevo y por eso desde su primer día de vida estaba destinada a ser utilizada como una máquina de producción. Una vez que su ritmo de puesta de huevos disminuyese, sería desechada como si fuera basura. En ningún momento de su vida Aria fue tratada con consideración o respeto. Su frágil cuerpo soportó la peor violencia que puedas imaginar, día tras día, durante casi dos años. 

 

Noticia relacionada: 9 imágenes que retratan la crueldad de la industria del huevo

 

Cuando ya no son rentables para la industria, las gallinas normalmente son enviadas al matadero. Pero debido a que el mercado para las gallinas «gastadas» también ha caído considerablemente, los productores a menudo prefieren matarlas gaseándolas con altas concentraciones de dióxido de carbono.

Pero en ocasiones el gas no mata a todas las aves y Aria es una de esas pocas afortunadas gallinas. Además tuvo la suerte de ser encontrada por el supervisor de la granja dentro de una pila de cadáveres de gallinas. Al percatarse de su impetuoso deseo de vivir, él decidió no enviarla a gasear de nuevo y se la llevó a su casa. El hecho de que esta gallina venciera a la muerte contra todo pronóstico lo conmovió profundamente.

 

Investigación de Igualdad Animal en la industria del huevo en México.

 

Consciente de que Aria necesitaba un lugar apropiado para comenzar una nueva vida en libertad y junto a otras gallinas, el supervisor la llevó al refugio de animales de granja Farm Sanctuary donde estuvieron felices de recibirla. Al igual que otras gallinas que pasan su vida dentro de una jaula, Aria llegó a su nuevo hogar con muchos problemas de salud. Con los baños de sol que toma a diario y la atención individualizada que recibe ha mejorado mucho y ya se ha integrado al grupo de más de 40 gallinas del refugio.

 

Noticia relacionada: 2 historias de animales que sobrevivieron a la crueldad de la industria

 

Aria sobrevivió a la brutalidad y crueldad extrema de una industria que trata a animales inteligentes, sociables y sensibles como mercancías. Su historia es la que quisiéramos que le ocurriera a cada gallina atrapada en la infernal maquinaria de la ganadería. Pero esto no está lejos de ser posible si dejamos de consumir huevos. Acá te decimos cómo.

Igualdad Animal ha logrado ya que muchas empresas en España, México, Brasil, Italia y otros países se comprometan a comprar huevos que no procedan del cruel sistema de jaulas. Recientemente, la gigante compañía productora de alimentos Nestlé también se sumó al compromiso. Este logro fue el resultado de conversaciones entre la empresa y la Open Wing Alliance, una coalición dedicada a a acabar con esta práctica y de la cual Igualdad Animal forma parte.

 

Fuente: http://www.animalsoffarmsanctuary.com/post/163148590856/aria-a-harrowing-tale-of-survival-against-all